Attorney General Cynthia H. Coffman Announces $575M Multi-State Settlement with Wells Fargo

La Procuradora General Cynthia Coffman anuncia acuerdo multiestatal de US$575 millones con Wells Fargo

El día de hoy en la ciudad de Denver, la Procuradora General Cynthia H. Coffman anunció que el estado de Colorado se unió con otros 49 estados y el Distrito de Columbia en un acuerdo con Wells Fargo Bank N.A. de US$575 millones para resolver alegaciones de que el banco violó las leyes de protección al consumidor por presuntas prácticas comerciales abusivas y engañosas.

“Por años, Wells Fargo violó la confianza pública al abrir cuentas de banco fraudulentas y al participar en prácticas engañosas relacionadas con seguros, préstamos de autos, préstamos hipotecarios, y financiamiento”, dijo la Procuradora General Coffman. “Este acuerdo resuelve las alegaciones de protección al consumidor y envía un fuerte mensaje que las instituciones bancarias como Wells Fargo necesitan tomar las medidas necesarias para evitar similares violaciones de protección al consumidor”.

El acuerdo con los 50 estados y el Distrito de Columbia aborda las alegaciones de que Wells Fargo:

• Abrió millones de cuentas no autorizadas e inscribió a clientes en servicios de banco en línea sin su conocimiento o consentimiento;

• Refirió inapropiadamente a clientes para que se inscribieran en pólizas de seguro para para inquilinos y de vida de compañías terceras.

• Cobró inapropiadamente a clientes con préstamos de autos un seguro para el prestamista y un seguro innecesario de protección de colateral;

• No se aseguró que los clientes recibieran reembolsos de primas no consumidas en ciertos productos opcionales de financiamiento de autos.

• Incorrectamente cobró a clientes por extender el tiempo de tasas de interés hipotecarias fijas.

A través de este acuerdo con 50 estados y el Distrito de Columbia, Wells Fargo también creará un programa de evaluación compensatoria, a través del cual los consumidores que no han sido compensados por medio de otros programas de restitución ya establecidos pueden pedir que su su consulta o queja sea examinada por un equipo de escalación del banco para un posible remedio. Hasta ahora, este acuerdo representa la participación más significante implicando a un banco nacional por procuradores generales, en la cual actúan sin un socio de aplicación de la ley federal.

Wells Fargo ha identificado más de 3.5 millones de casos donde cuentas de clientes fueron abiertas, fondos fueron transferidos, solicitudes de tarjetas de crédito fueron presentadas, y tarjetas de débito fueron emitidas sin el conocimiento y consentimiento de los clientes. El banco también ha identificado 528,000 inscripciones al programa de pago electrónico en todo el país, las cuales pudieron haber resultado de prácticas de venta inapropiadas en el banco. Además, Wells Fargo presentó más de 6,500 solicitudes de pólizas de seguro de inquilinos y/o seguro de vida a término simplificado y pagos originados de cuentas de clientes sin el conocimiento o consentimiento de los clientes.

Los estados alegaron que Wells Fargo impuso a los empleados del banco objetivos de ventas agresivos y poco realistas, e implementó un programa de incentivos y compensaciones en el cual los empleados podían calificar para crédito al vender ciertos productos a los clientes. Los estados también alegaron que los objetivos de ventas del banco y el programa de incentivos y compensaciones motivó a los empleados a participar en prácticas de ventas inapropiadas a fin de satisfacer tales objetivos de ventas y ganar recompensas financieras. A los empleados les resultó más y más difícil el lograr esos objetivos, alegaron los estados, y los empleados que no los lograban enfrentaban una posible terminación de empleo y comentarios negativos por parte de supervisores, los cuales les afectaban en sus carreras.

Los estados también alegaron que Wells Fargo cambió primas, intereses y cuotas inapropiadamente para agregarles un seguro de protección de colateral a más de dos millones de clientes que tenían prestamos de auto, a pesar de que era evidente que el seguro normal de los clientes estaba vigente, y a pesar de múltiples quejas por parte de clientes sobre tales servicios innecesarios. (Aunque es posible que muchos de esos consumidores no sufrieron pérdidas financieras, ya que las pólizas fueron canceladas antes que los consumidores pagaran los cargos). Wells Fargo ha acordado otorgar una reparación de daños de más de US$385 millones a aproximadamente 850,000 clientes con préstamos de autos. La reparación de daños incluirá pagos a más de 51,000 clientes, a los cuales les embargaron sus autos. La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Controlador de la Moneda (OCC, por sus siglas en inglés) están trabajando para asegurar que los consumidores de préstamos de autos sean compensados en su totalidad por Wells Fargo.

Además, los estados alegaron que Wells Fargo no aseguro que los consumidores recibieran los rembolsos apropiados de las porciones sin usar de productos opcionales del seguro GAP (Programa de Protección Garantizada), los cuales se vendieron como parte de acuerdos de financiación de vehículos motorizados. Como resultado, el banco ha acordado en entregar rembolsos que suman más de US$37 millones a ciertos consumidores de préstamos de autos.

Por último, los estados alegaron que Wells Fargo cobró inapropiadamente por extender el tiempo de tasas de interés hipotecarias fijas, incluso cuando el retraso había sido causado por Wells Fargo, una práctica que era contraria a la política del banco. Wells Fargo ha identificado y contactado a los consumidores afectados y ha rembolsado o acordado en rembolsar más de US$100 millones de tales cobros. La parte del acuerdo que le corresponde al estado de Colorado es US$21,476,334.34. Una parte de los fondos es una multa y resto se utilizará para apoyar cumplimiento de las leyes de consumo, la educación al consumidor, y el bienestar público.

Wells Fargo ya había tenido ordenes de consentimiento por parte de autoridades federales, incluidas la OCC y la CFPB, las cuales estaban relacionadas con su presunta conducta. Wells Fargo se ha comprometido a o ya ha compensado a consumidores con más de US$600 millones a través de sus acuerdos con la OCC y la CFPB, como también a través de un acuerdo de una demanda colectiva de consumidores relacionada, y pagará más de US$1 billón en sanciones civiles al gobierno federal. Además, bajo una orden de la Reserva Federal, se le ha ordenado al banco a que fortalezca su gobierno corporativo y controles, y actualmente tiene restringido el exceder su cantidad de activos.

Como parte del acuerdo con los estados, Wells Fargo ha acordad, dentro de 60 días, en implementar un programa por el cual los consumidores que creen haber sido afectados por la conducta del banco, pero que quedaron fuera de los programas de compensación anteriores, pueden comunicarse con Wells Fargo para que se les evalúe y potencialmente se les compense. Wells Fargo creará y mantendrá un sitio de internet para que los consumidores puedan tener acceso al programa, y proveerán informes periódicos a los estados sobre sus esfuerzos continuos de compensación. Información adicional relacionada con el programa de evaluación compensatoria, incluidos los números de teléfono de Wells Fargo y la dirección del sitio de internet dedicado al programa de Wells Fargo estarán disponibles el 26 de febrero de 2019 o antes.

  • Date
    28 de diciembre de 2018